Crónica del 1ero de mayo de Lucha Libertaria del 2012

El pasado Martes 1ero de Mayo de 2012, Vía Libre celebró y conmemoró otro año más, en la ciudad de Bogotá, el Día Internacional de los Trabajadores y las Trabajadoras. Y lo hizo movilizándonos en una jornada de más de 4 horas, desde las 10 de la mañana y hasta las 2 de la tarde, junto con otras militante y organizaciones ácratas, en una combativa columna anarquista, participe de la convocatoria amplia y heterogénea de la Marcha Primero de Mayo desde el Sur levantada por varias organizaciones sociales de la capital, en una movilización no tradicional por los territorios obreros, alejada del control paralizante que el reformismo y la burocracia sindical le imponen a los actos en el centro de la ciudad.
Alrededor de unas 20 personas se hicieron partícipes de este combativo bloque anarquista, repleto de las banderas rojinegras del anarquismo proletario, y organizado, en torno al despliegue de pancartas con frases como “La Lucha Obrera es una y sin fronteras” y “A Organizar el Poder Obrero y Popular”. Durante el recorrido se repartieron los comunicados de la Declaración anarquista “Contra Santos y el Capitalismo, por la acción libertaria de las trabajadoras” elaborada por el Vía Libre y el Colectivo Libertario Thrash Iria de Cundinamarca para la fecha, así como el Segundo Boletín informativo del Grupo e invitaciones a participar en las reuniones de construcción de una Tendencia Anarcosindicalista. La movilización estuvo acompañada por la permanente entonación de consignas revolucionarias como “Se siente, Se escucha Arriba las que luchan”, “Que la Crisis la paguen los Capitalistas” “Primero de Mayo no se olvida, Mártires de Chicago no se olvidan, Jornada de Lucha combativa”, además de multitud de cantos antiautoritarios, anticapitalistas, internacionalistas, feministas y anti imperialistas, y llamados a la acción directa, la autogestión y el control obrero de la industria y la riqueza, la lucha contra los Megaproyectos como la Colosa y el Quimbo, la reducción del costo del transporte y el establecimiento de una tarifa diferencial para estudiantes y la solidaridad con las trabajadoras en huelga de la clínica Universitaria San Rafael, los conflicto sindicales en CAPRECOM y el Hospital La Misericordia, y las luchas campesinas e indígenas en los departamentos de Arauca y el Cauca.
A nivel general la Marcha amplia desde el Sur convocó a unas 200 personas de organizaciones juveniles, barriales y estudiantiles que, movilizándose desde 7 puntos de origen diferente, confluyeron en una marcha antiburocrática que fue escoltada permanentemente por brigadistas de la Fuerza Disponible, y decenas de policías uniformados y de civil, que filmaron y hostigaron de manera ilegal y forma permanente a las participantes. En los actos tradicionales convocados por las Centrales Sindicales en el centro, en los que se participaron unas 20 mil personas, se registraron enfrentamientos con la Policía y una cruda ola de represión que se saldó con 175 detenidas, decenas de heridas y un sucio cubrimiento criminalizador de la prensa burguesa.
Vivencias y Reflexiones sobre la Jornada del 1ero de Mayo
Nuestra jornada
El pasado martes Primero de mayo, la mañana lluviosa no favorecía los ánimos de las marchantes. Esa opacidad hacía incierto el éxito de la movilización masiva que conmemora y celebra  esa fecha histórica que representa la lucha de las obreras contra la explotación laboral que imprime la clase capitalista. Sumado a esto, ya desde antes de las 6 am las calles de Bogotá estaban atestadas de agentes policiales de todo tipo: uniformados y civiles, fuerza disponible y ESMAD. Sin embargo, pese a todas esas condiciones ¡Ya todo estaba listo! Una nueva marcha del primero de mayo se llevaría a cabo, ni la lluvia ni los rayos de sol ni ningún agente del Estado la impediría: nuestras voluntades listas y preparadas para gritar y hacer sentir la fuerza obrera y popular, reivindicando sus luchas colectivas; reivindicando esas experiencias organizativas que han dado pasos agigantados hacía la libertad de las obreras, dirigidas por el sueño de una sociedad sin explotadas ni explotadoras, sin oprimidas ni opresoras.
Los puntos de encuentro comenzaron a llenarse de cientos de personas, organizadas y no organizadas, cada una con “su plan a seguir”. El grupo Libertario Vía Libre tuvo como punto de encuentro el Hospital de Kennedy. Allí se reunieron, en su mayoría, organizaciones juveniles que alzando banderas de Durruti, el Che Guevara y Camilo Torres marcharon al ritmo de Hip Hop protesta. Por nuestra parte, mantuvimos firme nuestra intención de conmemorar un primero de mayo que no se olvida, unos mártires de Chicago que no se olvidan, con una jornada de lucha combativa. Marchamos al son de nuestras voces que gritaban que la lucha obrera, es una y sin fronteras. Éramos pocas pero tratamos de comunicar esas reivindicaciones que se hacen necesarias sean escuchadas por las personas trabajadoras que nos ven desde las orillas de las calles y no se atreven a participar en la movilización,  esas mismas personas que hay que impulsar para que se organicen y se nos unan próximamente.
Luego de más de tres horas intensas de marchar y de cantar hasta que nuestra voz se extravió, llegamos al Centro de la ciudad, el lugar donde todas las organizaciones y personas pretenden reunirse para hacer la fiesta del primero de mayo. Sin embargo, esta fiesta se ve empañada por el enfrentamiento entre manifestantes y la policía, que termino como en los años anteriores, con personas gaseadas o violentadas por los explosivos aturdidores que lanzan los agentes de la policía. Como siempre los informes que dan los medios de comunicación se reducen al número de detenidos, al número de locales destruidos, al número de efectivos policiales que llevaron a la tranquilidad a una ciudad que siempre los primeros de mayo convulsiona. Ojalá esto fuera todo lo contrario y los informes de los medios de comunicación dieran cuenta de las intenciones políticas y sociales de las organizaciones y personas que salen a marchar; ojalá en un futuro, no tan lejano, podamos ver los medios de comunicación de Colombia bajo el control obrero.
El debate táctico sobre la violencia
El Grupo Libertario Vía Libre acepta y legítima la violencia ejercida por la clase obrera, o cualquier otro sector oprimido y explotado, en contra de los aparatos de represión y los regentes capitalistas. El debate sin embargo es cuando, como y bajo que formas debe utilizarse la violencia. Y este debate se hace más urgente cuando muchas compañeras, actuando con un marcado dogmatismo táctico en todas las manifestaciones públicas sean del carácter que sean, buscan lanzarse, siempre legítimamente, contra bancos, iglesias y cualquier establecimiento privado o público que represente al Estado y el Capitalismo reinante, y esto, con el deseo de provocar un enfrentamiento cuerpo a cuerpo con la policía como bien lo dice la arenga de algunas compas que reza ¡Esta marcha está muy chimba, queremos tropelear! ¡Y así todas las marchas son chimbas y están mal porque no terminan en enfrentamientos directos!
La pregunta que nos quedaría al respecto es si en este momento táctico, de acumulación de fuerzas y debilidad del campo revolucionario ¿será que el transeúnte desprevenido, la trabajadora o el trabajador, que nos observa en la marcha, haciendo y deshaciendo con la roca, las manos y los pies, se uniría a marchar junto a nosotras, se unirá a la lucha? Pues resulta que ¡No! Más bien reafirmara los conceptos que le han metido los medios de comunicación que sirven al interés capitalista. Y el punto es que precisamente es en esas trabajadoras anónimas,  está la fuerza potencial de una compañera de lucha, y debemos evitar siempre convertirlas en nuestras enemigas.
En este sentido, creemos que las movilizaciones del primero de mayo en estas circunstancias históricas precisas de relativa debilidad de los sectores populares, no deberían convertirse en el día en que “salimos a tropelear con los cerdos de la tomba”sino en la que salimos a conquistar la opinión y la simpatía de las trabajadoras. Salgamos a tropelear sí, pero con gritos, grafitis, volantes y tambores al son de arengas de liberación obrera y popular. Por un primero de mayo combativo, el Grupo Libertario Vía Libre grita: ¡Contra la Burguesía, de aquí o de afuera, la misma explotación, la misma Lucha Obrera! ¡Nativa o extranjera, la misma Clase Obrera!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s